Filosofía En La Escuela

Acerca de Filosofía En La Escuela.

 

Lo que puedo decir acerca de Filosofía en la Escuela, es que es una publicación mía; y… ¿Quién soy?

Llevo varios años en la docencia al frente del alumno; 25 años enseñando filosofía; filosofía de la Ciencia y de la Técnica, y Deontología Profesional.

Una cosa es la preparación académica y otra la humana; digo esto por mi formación; pues fui formado para ser sacerdote, pero terminé recibiéndome de Profesor.

Estoy convencido en la autoridad que proviene de la honestidad; y doy justamente lo que pretendo que me den, así de sencillo; por eso al escribir acerca de mí, me presento como quien soy en realidad, sin maquillajes marketineros ni nada por el estilo.

Antes que nada soy un hombre de Fe, creo en Dios, en Jesucristo y en su Santa Madre que intercede por nosotros.

Ello no quita, que al incursionar en la reflexión filosófica lo haga con una amplitud de mente; lo más objetivamente posible que mi condición humana me lo permita.

Soy una persona de diálogo, no me agrada la intolerancia; de ningún tipo, tengo amigos, colegas, ateos y de otras religiones, con quienes compartimos diálogos fructíferos.

Creo firmemente que todos participamos de la Verdad, seamos, teístas, ateos, agnósticos o lo que fuere. Lo importante es la actitud de diálogo y respeto por el otro.

Soy un hombre de familia, estudié para ser Sacerdote católico, pero desistí, tuve novias hasta que me casé.

Hoy soy divorciado, con cuatro hijos y dos viven conmigo.

Desde el inicio de mi tarea docente me encontré con una realidad difícil de subsanar; que es nada más ni nada menos que la falta de material bibliográfico en las bibliotecas escolares.

Como padre, y poniéndome en el lugar de los padres de mis alumnos, a quienes imagino juntando las monedas para las fotocopias de sus hijos; vi eso como un verdadero problema; también soy una persona que no cree en preocuparse cuando se encuentra con un problema, sino más bien, en ocuparse y entonces:

 

En buena hora La Cultura Maker!

Me encuentro con colegas, especialmente de mi generación; que son recelosos con la utilización de la tecnología en el aula; aunque esto en realidad en la práctica ya esté naturalizándose.

Es más, poder aprovecharlo es muy de provecho, más aún con esta generación K, que tomaron conciencia de la realidad con un aparato electrónico en sus manos, prácticamente antes de caminar ya juguetean con los celulares de la madre.

Entonces, creo que es importante provechar la iniciativa; la inventiva de estos sucesores nuestros; quienes aunque quizá no tengan la persistencia de atención midiendo en tiempo reloj; son capaces de utilizar la tecnología para adquirir conocimiento y construir conocimiento ¿Por qué no aprovecharlo?

En mi Provincia, Misiones, Argentina, se escucha cada vez más asiduamente la importancia de la educación invertida; es decir, hablamos de clases invertidas.

Por eso creo la importancia que tiene un blog como éste.

Un lugar donde el alumno y docente pueda acceder desde la PC; laptop o Smartphone; desde la casa, en el ómnibus o en clase mismo y realizar las actividades.

Sería muy grato que me dejaran sus comentarios, éste es otro intento en mantener este sitio a flote en beneficio de mis alumnos y de los alumnos de donde sean que deseen servirse del contenido, es el objetivo.

Luis Dario Barrios

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.