Categorías
Estoicos

La Lógica en la Doctrina Estoica.

La Lógica en la Doctrina Estoica.

La Lógica en la Doctrina Estoica
La Lógica en la Doctrina Estoica

Tanto la Lógica, como la Física todos subordinaban a la Ética, que era la principal; aunque no coincidían en el orden en el que debían sucederse. Los estoicos concebían la Filosofía con amplitud enciclopédica como ≪ciencia de las cosas divinas y humanas≫. La dividían en tres grandes secciones: Lógica, Física y Ética. Para simbolizar su importancia respectiva comparaban la Filosofía a un huerto, en el cual la Lógica eran las tapias, la Física los árboles, la Ética los frutos; a un huevo: la Lógica era la cascara, la Física la clara y la Ética la yema; a un animal: la Lógica eran los huesos, la Física la carne y la Ética el alma.

Las duras controversias con los académicos (Zenón con Arcesilao, Crisipo con Carneades) obligaron a los estoicos a practicar ampliamente la Dialéctica. Contra el escepticismo que minaba los fundamentos de la Filosofía tratan de buscar una base sólida en principios firmes y ciertos para apoyar la ciencia y orientar la acción y la vida virtuosa. Aunque en la lucha les toco llevar la peor parte, no obstante, su esfuerzo es meritorio, pues contribuyo a salvar un conjunto de doctrinas fundamentales para la Filosofía.

Más que por sí misma, los estoicos cultivaron la Lógica por su importancia para la Ética. La Lógica se subordina a la Física, y ambas a la Ética, que es la parte principal de la Filosofía.

 

  1. División.

 

Dividían la Lógica en dos partes:

 

1.a, Dialéctica, que es la principal, y que consiste en la discusión en forma dialogada por medio de preguntas y respuestas, y

2.a, Retorica, en la cual la oración fluye de manera continua, y consiste en la buena disposición de los raciocinios expresados en forma de disertación. ≪(Zenón) apretando los dedos y cerrando el puño, decía que así era la dialéctica. Separando los dedos y abriendo la mano, decía que la Elocuencia era semejante a su palma≫. Aristón de Quíos comparaba la dialéctica a los cangrejos, diciendo que tenía mucha cascara y poca carne. Subdividían la Retórica en Deliberativa, Judicial y Encomiástica.

 

  1. Origen del conocimiento.

 

En su teoría del conocimiento, los estoicos combinaban el empirismo con el racionalismo, estableciendo dos órdenes:

 

1) el sensitivo, adquirido por las percepciones de los sentidos externos; y

2) el racional, procedente de la razón.

 

No admitían ideas innatas. La inteligencia del niño al nacer es ≪una página preparada para recibir la escritura, sobre ella se inscribe cada una de las ideas≫.

Todo conocimiento es adquirido y proviene del exterior, mediante la observación,

el esfuerzo, la enseñanza y el aprendizaje. Tampoco admitían las Ideas platónicas ni el universal aristotélico. Solamente existe lo individual, y nuestro conocimiento no percibe más que objetos particulares.

 

 

  1. Conocimiento sensitivo.

 

El conocimiento proviene, en primer lugar, del choque de los objetos exteriores que impresionan los sentidos, y que se graban en ellos a la manera del sello sobre la cera. Los sentidos se hallan en comunicación directa con el alma mediante los cinco pneumas que los relacionan con el hegemonikon. Así se transmiten sus impresiones al alma, y por esto puede decirse que el alma siente a través de los sentidos.

 

 

  1. Etapas del conocimiento.

 

En el orden del conocimiento podemos distinguir cinco etapas:

 

1.a, presencia, o simple disposición (εξις);

2.a, potencia (δύναμις);

3.a, representación, o percepción (φαντασία);

4.a, comprehensión (κατάληψή);

5.a, asentimiento (συγκατάθεσις).

 

Zenón simbolizaba las etapas del conocimiento con el ejemplo de la mano. La mano abierta es la simple representación o percepción, la mano cerrada es la comprehension, la mano cerrada, sostenida y envuelta con la otra mano es el asentimiento.

La representación no es una facultad cognoscitiva distinta de los sentidos y de la razón, sino el resultado producido en el alma por las impresiones procedentes de los objetos externos que se graban en ella. Es de dos clases: sensible, cuando se recibe en los sentidos, y racional, cuando se recibe en la razón (logos).

El resultado de las representaciones son las προλήψις (anticipaciones, premoniciones, presentimientos), que son los primeros conocimientos, tales como los que el niño adquiere espontáneamente, por su propia experiencia, sin esfuerzo ni reflexión, hasta los siete años. Asimismo, las nociones comunes, que se refieren a los primeros principios de orden intelectual y moral, y que brotan casi espontáneamente en el alma. El hombre posee como facultad innata la de comprender inmediatamente las primeras nociones naturales y los primeros principios morales. Las nociones que corresponden a los objetos exteriores existentes en acto se adquieren por la observación, la atención, el esfuerzo y la enseñanza.

En esas nociones entran combinados los sentidos y la razón. De la actividad interna de la razón provienen los εννόημα, que no son tomados de las cosas, ni responden a nada exterior, sino que son puras representaciones mentales, fantasmas, o creaciones producidas por la razón interior con independencia de los objetos externos, pero en conexión con las nociones (εννοιαί) percibidas del exterior. Son producto de una actividad racional semejante al conocimiento divino.

Pero no hay que entenderlos en sentido puramente subjetivista, pues los estoicos los consideran reales en cuanto que son confirmados por la experiencia.

 

Crisipo distinguía tres clases de representaciones:

 

1.a, creíbles y seguras, que atestiguan un hecho actual, v.gr., ≪yo hablo≫, ≪ahora es de día≫;

2.a, no creíbles ni seguras, que expresan un hecho no real, v.gr., ≪ahora es de día≫, cuando todavía no ha salido el sol;

3.a, no creíbles ni increíbles, pues no las podemos comprobar, v.gr., ≪el numero

de las estrellas es impar≫.

 

De Crisipo, o quizá del mismo Zenón, es la distinción de las representaciones en:

 

1) comprehensivas, y

2) no-comprehensivas.

 

Las comprehensivas proceden de un objeto realmente existente, y las impresiones recibidas corresponden a la realidad. Las no-comprehensivas proceden de lo no-existente, o de lo no-existente no conforme a lo existente. El carácter propio de las representaciones comprehensivas es la evidencia. Hay representaciones que aprehenden su objeto de una manera tan clara y evidente, que excluyen todo error y toda duda. En la representación comprehensiva entran unidos, en estrecha combinación, los sentidos y la razón.

A las representaciones comprehensivas corresponde como acto propio el asentimiento, en el cual van mezclados lo racional y lo volitivo, porque depende también de la voluntad. El asentimiento es, por una parte, necesario, en cuanto que es determinado por la evidencia misma de la representación.

Pero por otra parte es libre, podemos prestarlo o no prestarlo, en cuanto que no es un acto puramente mecánico, sino racional. De suyo el asentimiento es verdadero, porque la representación comprehensiva aprehende la verdad; pero

puede ser también falso, cuando la intervención de la voluntad hace precipitar el asentimiento y prestarlo a representaciones no evidentes. Por esto los estoicos recomendaban la calma, tanto en el juzgar como en el obrar, consejo que más tarde repetirá Descartes, quien también hace depender el error de la precipitación de la voluntad.

 

  1. La Razon.

 

El hegemonikon tiene dos funciones:

 

1.a Una rectora, directiva y dominante sobre los sentidos, cuyos pneumas proceden de él. ≪La mente sujeta con sus conocimientos a los órganos y a los sentidos≫.

2.a Otra función es la ciencia o la sabiduría, que es la representación comprehensiva evidente, y que versa ante todo sobre los conocimientos de orden moral. ≪La ciencia es una katalepsis segura, fuerte e inmutable de la razón. La opinión es un asentimiento débil y falso. Y la katalepsis (= comprehension) se halla entre la una y la otra y es el asentimiento de la fantasía comprehensiva. En cuanto a la fantasía comprehensiva, según ellos, es la verdadera, y la que es tal no puede ser engañosa≫. Tiene por caracteres la verdad, la firmeza y la infalibilidad. ≪Es la comprehension segura e infalible formada por el logos≫.

Hay un verbo interno, verbum mentis, que es una cualidad intrínseca de la misma alma. Otro verbo exterior, pronunciado, expreso, que es la palabra en vías de pronunciación. Y finalmente la voz (φώνη), o la palabra que suena, produciendo en el aire un choque o una conmoción. La verdad se expresa, en una palabra, interna o externa. Y, como se ve por las etimologías, todas las palabras tienen un sentido natural primario, que no depende de la arbitrariedad. Un niño, o un

inconsciente, pueden decir por casualidad lo verdadero. Pero la verdad solamente es tal cuando el sabio la enuncia en forma de proposición.

Solamente hay una Sabiduría perfecta, que es la del Logos, o de la Razón divina, eterna y subsistente, la cual es como un semillero infinito de donde proceden los logos particulares de los hombres, todos los cuales son una participación del Logos único divino. (Este concepto será recogido por el peripatético ecléctico Aristocles, maestro de Alejandro de Afrodisias, y de este pasará a la filosofía árabe en forma del entendimiento único y separado). Por esto la sabiduría del hombre es participada, y ninguno puede llegar a poseerla plenamente. ≪Una cosa es la sabiduría, y otra llegar a poseerla≫. Pero es propio del Sabio tener la razón recta o, como dice Seneca, ≪habere mentem perfectam≫.

 

  1. Criterio de verdad.

 

Los estoicos, en su lucha contra los escépticos, se esforzaron por establecer un criterio firme y seguro de verdad, para fundamentar sólidamente la certeza y distinguir en la ciencia los conocimientos verdaderos de los falsos, y en moral lo malo de lo bueno.

En último término, el único criterio que proponen se reduce a la estabilidad y la evidencia del acto cognoscitivo, que corrobora la verdad y la certeza de los conocimientos.

 

Esta evidencia se halla:

  1. a) En las primeras noticias o nociones comunes, que son las primeras manifestaciones del logos interno.
  2. b) En las percepciones de los sentidos, cuando reúnen las siguientes condiciones: que los órganos se hallen en perfecto estado; que entre el objeto y el órgano no se interponga ningún objeto extraño; que no sea excesiva la distancia espacial y temporal entre el órgano y el objeto; que la percepción tenga la suficiente duración. Deben ser estables. Repetidas por sí o por otros.
  3. c) En las representaciones comprehensivas, las cuales aprehenden el objeto de tal manera que excluyen todo motivo de duda y error. Estas aprehensiones responden a objetos reales. No deben tener ≪nada en contra suya≫, es decir, no deben ser contradichas, modificadas ni influidas por circunstancias extrañas.

A las representaciones comprehensivas corresponde el asentimiento, propio del alma racional, y que es al mismo tiempo libre y necesario. Necesario, porque es obligado por la claridad y evidencia de la representación. Y libre, porque no es mecánico, sino que brota de la misma naturaleza racional.

Las percepciones sensibles se conservan en la memoria (μνήμη), De la memoria resulta la experiencia (εμπειρία) como fruto de un conjunto de conocimientos semejantes.

La ciencia es un conjunto de representaciones comprehensivas. Pero los estoicos no llegaron a rebasar el concepto nominalista y concreto del universal, ni a formar un universal abstracto en el sentido aristotélico.

 

  1. Categorías.

 

Los estoicos simplificaron la lista de las categorías aristotélicas reduciéndolas a cuatro:

1.a El sujeto o sustancia, que es la materia primera indeterminada de todas las cosas:

2.a La cualidad, que determina esencialmente la sustancia.

3.a La modalidad o los modos de ser, que determinan la constitución accidental

de la sustancia (v.gr., estar, situación).

4.a La relación, que tiende a otros objetos y se establece entre distintas realidades.

Si desea leer más sobre el estoicismo, haga click aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.