Categorías
Estoicos

Qué fue el Estoicismo.

Qué fue el Estoicismo.

Qué fue el Estoicismo.
Qué fue el Estoicismo.

ZENON (h.336/5-264/3).

Fundador del estoicismo; Natural de Kition, pequeña ciudad de Chipre. Fue hijo del rico mercader Mnaseas, y en su juventud se dedicó al comercio. Pero, arruinado en un naufragio, se estableció en Atenas hacia el año 313. Recorrió varias escuelas de Filosofía. Escuchó primeramente al cínico Crates, aunque le desagradó su forma grosera, Fue después discípulo de los megáricos Estilpón y Diodoro Cronos, de quienes aprendió la Dialéctica. Oyó también a los académicos Jenócrates y Polemón, y al peripatético Teofrasto. Su vocación filosófica se decidió por la lectura de algunos tratados socráticos, probablemente la Apología de Platón y los Memorables de Jenofonte. Admiraba grandemente la fuerza de ánimo de Sócrates.

Hacia 306 comenzó a dar sus lecciones en el Pórtico de Peisianactos, decorado con pinturas de Polignoto, cerca del ágora de Atenas. Asistía a sus lecciones el rey Antígono Gonatas, y fué muy estimado de los atenienses. Murió en 264/3, probablemente por suicidio. Quedan fragmentos de sus libros Política, De la vida conforme a la naturaleza, Sobre las pasiones, Sobre el Deber.

La variedad de influencias en su formación se refleja en el carácter un poco sincretista de su Filosofía; si bien, de ser cierto lo que le atribuyen Diógenes Laercio y Sexto Empírico; su ideología, y sobre todo su vida, no habría rebasado mucho la de los cínicos. Defendía el comunismo de mujeres y condenaba el matrimonio como contrario a la naturaleza. Consideraba como cosas indiferentes el casarse los padres con los hijos, y los hermanos entre sí. No es antinatural comer carne humana, ni siquiera la de sus padres y hermanos. Es una cosa inútil enterrar los muertos, etc. Aunque Zenón trazó, sin duda, las líneas fundamentales del estoicismo, sin embargo, su desarrollo sistemático es obra de Crisipo.

 


Los Escolarcas.

Cleantes de Assos (331/33-232 /1).

Entró a los cincuenta años en la escuela de Zenón, en cuya compañía estuvo diecinueve, sucediéndole a su muerte. Fue notable por su fortaleza física. Ganaba la vida sacando agua de un pozo. Se distinguió por su austeridad, su sobriedad y por su profundo carácter religioso. Fue más laborioso que inteligente, pero de retentiva tenaz. Zenón le comparaba a una lápida de mármol. Poco original. Orador mediocre, de estilo conciso, pero buen poeta. Su Himno a Zeus tiene acentos de honda religiosidad. Impugnó las doctrinas de Aristarco de Samos como impías. Diógenes Laercio le atribuye unas cuarenta obras. Se dejó morir de hambre en Atenas a los noventa y nueve años.

 

Crisipo (281 /277/208/205).

Natural de Soles, colonia de Tarso. Llegó a Atenas hacia el 260. Fue discípulo de Cleantes, sucediéndole en el escolarcado. Reorganizó la escuela y sistematizó la doctrina, hasta el punto de haber sido considerado como segundo fundador de la Stoa. “Si Crisipo no hubiera existido, no habría existido el Pórtico». Se le atribuyen 705 tratados, y se cuenta que cada día escribía 500 líneas. Su estilo es pesado, prolijo, incorrecto y desordenado. Fue dialéctico muy sutil y sostuvo contra los académicos polémicas encarnizadas, manteniendo tenazmente el dogmatismo contra su escepticismo. Introdujo en el estoicismo la costumbre de dividir y subdividir los conceptos y de recargar el lenguaje con términos técnicos.

 

Diógenes de Babilonia, (h.240-h.150).

Fue discípulo de Crisipo. Formó parte de la embajada que los atenienses enviaron a Roma, junto con el académico Carnéades y el peripatético Critolao (156/5). De tal modo entusiasmaron a la juventud los discursos de los filósofos griegos, que Catón el Viejo rogó al Senado que los despachara lo más pronto posible. Fue buen dialéctico. Inició la inclinación al eclecticismo, dando cabida a doctrinas académicas y peripatéticas. Acentuó el materialismo. Sustituyó la teoría de la conflagración periódica del Cosmos por la aristotélica de la eternidad del mundo. Identificaba a Zeus con el Alma universal. Sostenía que el hegemonikón no reside en la cabeza, sino en el corazón, porque la voz proviene de la laringe, y ésta no comunica con el cerebro, sino con el pecho. Parece que ponía la virtud en el medio de conseguir placer. Le sucedió su discípulo:

Antípatros de Tarso (h.150-136/5).

Viajó mucho. Cultivó sobre todo la dialéctica, sosteniendo polémicas con Carnéades y los megáricos. Acentuó aún más la tendencia ecléctica, que será la adoptada por el estoicismo a partir de Panecio y de Posidonio, que fué discípulo de Antípatros.

Otros representantes del estoicismo antiguo.

Por citar algunos que fueron discípulos de Zenón: Aristón de Quíos (h.300), escritor brillante, que discutió con Crisipo; distinguiéndose por su rigorismo moral. Desdeñaba las teorías y solamente daba importancia a la práctica de las virtudes, reduciéndolas todas a la prudencia. Herillos de Cartago (h.300). Como el anterior, se inclinaba a la reducción socrática de todas las virtudes a la sabiduría, poniendo la prudencia como virtud principal. Dionisio de Heraclea (h.3oo). Fue apodado el «convertido”, porque, atormentado por una dolorosa enfermedad, se convenció de que el dolor no era una cosa indiferente, y abandonó el estoicismo. Perseo de Kinion (h.276-270). Gran amigo de Zenón, y protegido por el rey Antigono Gonatas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.