Categorías
Platón

¿Quién fue Platón?

¿Quién fue Platón?

Quién fue Platón.

Existen ciertas dudas de que Platón haya nacido en Atenas; proviene de una familia perteneciente a la más alta aristocracia; por parte de su padre Aristón descendía de Codro y por parte de su madre Perictione de Solón.
Tuvo dos hermanos, Glaucón y Adimanto, que figuran como personajes en la República; y una hermana llamada Potone, que fué madre de Espeusipo.

Su nombre propio era Aristocles; pero prevaleció el apodo de «Platón» con que lo llamó su profesor de gimnasia por la anchura de sus espaldas.

[amazon_link asins=’8424937775,8496976327,8425421756′ template=’ProductCarousel’ store=’luisdario1-21′ marketplace=’ES’ link_id=’ce2e08ba-ea95-11e8-9a3f-e1a7ee1bb2e2′]

Poco antes de nacer Platón, acababa de estallar la desgraciada guerra del Peloponeso; que tan profunda influencia había de tener en los destinos de Atenas, y en la cual tomó parte como soldado.

Recibió una educación esmeradísima, como correspondía a su alta categoría social.

Estudió matemáticas y música y cultivó la poesía; si bien se cuenta que después de haber leído a Homero arrojó al fuego sus primeros ensayos poéticos.

En Filosofía recibió sus primeras lecciones de Cratilo, mediocre seguidor de Heráclito.

Pero el que lo decidió a su vocación como filósofo fue su encuentro con Sócrates; cuando Platón contaba unos veinte años (hacia 407).

Desde entonces permaneció en su compañía hasta la muerte del maestro; más como amigo que como simple discípulo.

 

Viajes de Platón

Después de la muerte de Sócrates; bien sea por correr peligro como amigo suyo, o por sus malas relaciones con sus parientes Critias y Cármides (que habían pertenecido al grupo de los Treinta Tiranos); Platón se ausentó de Atenas, refugiándose en Megara, con un grupo de socráticos, donde fueron recibidos por Euclides.

Debió permanecer allí poco tiempo, pues partió para un largo viaje por Creta, Egipto y Cirene; regresando a Atenas probablemente hacia el año 396.

Entre esta fecha y su primer viaje a Magna Grecia debe ubicarse la composición de sus primeras obras: Apología, Critón, Laques, Hippias menor (II), Gorgias, Alcibíades 1, Menón, Ion, Hippias mayor (I), Cratilo, Eutifrón, República 1.

Poco después del 390 salió para un segundo viaje, en que visitó la Magna Grecia.

Allí se relacionó con los centros pitagóricos.

En Tarento Platón conoció a Arquitas, con quien contrajo estrecha amistad.

Pasó después a Sicilia (388), haciéndose amigo de Dión; cuñado del tirano de Siracusa Dionisio I el Viejo; que había logrado someter toda la isla a su dominio.

Pero lejos de lograr sobre éste la influencia que esperaba Dión; el filósofo incurrió en su desagrado.

Dionisio permitió que Platón abandonara Siracusa; pero dio órdenes secretas a Polis, jefe de una embajada espartana, en cuya nave regresaba el filósofo; para que lo desembarcara en la isla de Egina, entonces en guerra contra Atenas; y lo pusiera en venta como esclavo.

Por fortuna Platón fue reconocido por un tal Anníceris; el cual lo compró, poniéndolo en libertad (verano de 387).

Ya en Atenas, abrió la escuela en un pequeño terreno a tres kilómetros de la ciudad; cerca de Colono, adquirido, según Diógenes Laercio; con el importe de su rescate, que Anniceris no había querido recibir; y que por su proximidad al templo del héroe Akademos recibió el nombre de Academia (387).

Platón, permanece en Atenas veinte años; consagrado a la enseñanza en su escuela; y a la composición de sus obras.
A este período pertenecen las siguientes obras: Protágoras, Lisis, Eutidemo, Cármides, Clitofón, Banquete, Fedón, República II-X, Menexeno, Fedro, Teeteto, Parménides.

Fallecido Dionisio el Viejo (367), le sucedió su hijo Dionisio el Joven; que en un principio parecía más dócil a los consejos de Dión.

Ante la insistencia de éste, Platón volvió por segunda vez a Siracusa (primavera de 366).

Pero Dionisio se enemistó muy pronto con su tío Dión y lo desterró; con lo cual Platón se encontró en una situación sumamente comprometida.

Por fin, pudo salir de Sicilia y regresar a Atenas (366).

En este tiempo Platón escribe los diálogos: Sofista y Político; que deberían haber formado trilogía con otro titulado Filósofo, que Platón no llegó a escribir.

Aún volvió a repetir el viaje a Sicilia por tercera vez; en 361, acompañado por los miembros más ilustres de la Academia.

Dión seguía en el destierro, pero fueron admirablemente recibidos por Dionisio.

No obstante, Platón perdió pronto sus esperanzas; e incluso su vida volvió a hallarse en peligro.

Finalmente, Platón pudo regresar a Atenas en una nave que le envió su amigo Arquitas de Tarento.

En 357, Dión, ayudado por los platónicos, dio un golpe de mano con 800 hombres; apoderándose de Siracusa e instaurando un gobierno de filósofos.

Pero poco después fue asesinado por el platónico Callipos (354).

Platón ya no volvió a salir de Atenas.

Desde 361 había dejado casi por completo la dirección de la Academia en manos de Heráclides de Ponto.

Sus últimos años los consagró a la composición del Filebo, Timeo, Critias y Leyes.

«Murió escribiendo”, dice Cicerón; falleció en el aniversario de su nacimiento, siendo enterrado en el jardín de la Academia.

Volver aquí para leer más sobre Platón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.