Historia

Historia de la FilosofíaHistoria de la Filosofía

Es difícil precisar la Noción de historia de la Filosofía; partamos del hecho de que la noción misma de la filosofía es difícil; debido las distintas acepciones dada por cada filósofo.

La divergencia acerca de la realidad y de nuestra capacidad y modos de conocerla la hace aún más dificultosa.

Podríamos decir que la Historia de la Filosofía tiene por objeto el estudio crítico de la aparición, el planteo y el desarrollo de los problemas filosóficos a lo largo del tiempo y de las diversas tentativas del hombre en darle solución.

La Filosofía es un producto vital de la razón humana, que los hombres han elaborado a lo largo del tiempo, por eso, podemos decir que el concepto de Filosofía lleva implícito en él, su historia.
[amazon_link asins=’8446034263,8466342907,B00B7RWNBE,1465460152,B00JYK6W7W,B004UIU4HW,8491044302,8426399630,8468229482′ template=’ProductCarousel’ store=’luisdario1-21′ marketplace=’ES’ link_id=’1cbe84f8-dd20-11e8-86e6-a7450ce8d76c’]
La filosofía no es inmutable; la filosofía es activamente humana y por eso tiene historia en constante desarrollo y perfeccionamiento.

Ahora bien, la filosofía no existe por sí mismo, existe porque existen los filósofos; cada filósofo con su filosofía vital de acuerdo a su hora, actualizando y adecuando lo de su maestro o filósofo influyente en él, ya sea de manera de adhesión o rechazo y discutiendo con sus congéneres.

 

Filosofía e Historia de la Filosofía.

 

Siguiendo a Guillermo Fraile, podemos decir que es insostenible la pretensión hegeliana de identificar a la Filosofía con su Historia.

Filosofía es indagar, investigar y si es posible, alcanzar la verdad.

Historia de la Filosofía es el estudio realizado por los hombres para llegar a la conquista de la verdad.

La Filosofía «no busca lo que han dicho los hombres, sino cuál es la verdad».

La Historia de la Filosofía se preocupa precisamente de lo que los hombres han dicho acerca de la verdad, pero también de los errores en que han incurrido en su investigación.

A pesar de ello, ambas están ensambladas, no puede comprenderse una sin la otra.

 

El Objeto de la Historia de la Filosofía.

 

A ciencia cierta, se puede afirmar que la Historia de la Filosofía; es una Historia de la Ciencia; una Historia del pensamiento Humano.

Al ir especificándose muchas ciencias particulares, adoptando fisonomías tan especiales que hace muy extenso su exposición dentro de un conjunto.

Por ello «La Historia de la Filosofía» se ocupa del desarrollo histórico de algunos sectores de las ciencias con características más generales.

 

Filosofía Antigua.

CUÁL ES EL CONCEPTO Y LA FINALIDAD DE LA FILOSOFÍA ANTIGUA

 

La filosofía antigua: Rasgos esenciales


Pitágoras fue el creador del término «filosofía», si bien no es algo comprobado desde el punto de vista histórico.

Sólo a los dioses les era posible una Sofía (una sabiduría), es decir, una posesión cierta y total de la verdad.

Mientras consideraba que al hombre sólo le era posible una tendencia a la Sofia; una continuada aproximación a la verdad; un amor al saber jamás del todo satisfecho; de donde surge precisamente el nombre de «filosofía»; «amor a la sabiduría».

¿Qué entendieron los griegos, en esencia, al hablar de esta amada sabiduría?

Desde el momento en que nació; la filosofía asumió de un modo terminante las tres características siguientes; que hacen referencia a: a) su contenido, h) su método, y c) su objetivo.

 

Características de la Filosofía antigua:

 

a) En lo que concierne al contenido:

La filosofía se propone explicar la totalidad de las cosas; es decir toda la realidad, sin exclusión de partes o de momentos.

Por lo tanto, la filosofía se distingue de las ciencias particulares; que precisamente se llaman así porque se limitan a explicar partes o sectores de la realidad, grupos de cosas o de fenómenos.

La pregunta de aquel que fue y que es considerado como el primero de los filósofos; “¿cuál es el principio de todas las cosas?» ya nos muestra la plena adquisición de este aspecto.

En consecuencia, la filosofía se propone como objeto la realidad y el ser en su conjunto.

Y veremos que a la realidad y al ser en su conjunto; se llega mediante el descubrimiento del primer principio; esto es, el primer porqué de las cosas.

 

bEn lo que concierne al método:

La filosofía, aspira a ser una explicación puramente racional; de aquella totalidad que se plantea como objeto.

En filosofía resulta válido el argumento razón; la motivación lógica; a la filosofía no le basta con constatar o comprobar datos de hecho, reunir experiencias; la filosofía debe ir más allá del hecho, más allá de las experiencias; para hallar la causa o las causas, precisamente a través de la razón.

Éste es el carácter que confiere cientificidad a la filosofía.

Se dirá que este rango también es común a las demás ciencias; que en cuanto tales nunca son una mera comprobación empírica; sino en todos los casos una búsqueda de causas y de razones.

La diferencia reside en el hecho de que; mientras que las ciencias particulares son investigaciones racionales de realidades particulares o de sectores particulares; la filosofía, como ya se ha dicho, es investigación racional de toda la realidad (del principio o de los principios de toda la realidad).

Con lo que sigue aclararemos la diferencia entre filosofía, arte y religión.

También el arte y las grandes religiones aspiran a captar el sentido de la totalidad de lo real; pero aquél lo hace mediante el mito y la fantasía; y éstas, a través de la creencia y de la fe (como hemos dicho anteriormente).

En cambio, la filosofía busca la explicación de la totalidad de lo real precisamente con el logos.

e) El objetivo o la finalidad de la filosofía:

Por último, reside en el puro deseo de conocer y de contemplar la verdad.

En definitiva, la filosofía griega constituye un amor desinteresado a la verdad.

Según Aristóteles, los hombres al filosofar; «buscaban el conocer con la finalidad de saber y no para conseguir una utilidad práctica».

De hecho, la filosofía nace únicamente después; que los hombres han solucionado los problemas fundamentales de la subsistencia; y se han liberado de las necesidades materiales más urgentes.

“Es evidente, pues —concluye Aristóteles—; que no buscamos la filosofía por algún provecho que le sea ajeno a ésta; y más bien es evidente que, al igual que llamamos hombre libre a aquel que es un fin en sí mismo; y que no está sojuzgado por otros; asimismo sólo ésta, entre todas las demás ciencias; recibe el nombre de libre: sólo ella es fin en sí misma.»

Es fin en sí misma porque tiene como punto de mira la verdad buscada; contemplada y disfrutada como tal.

Se entiende, por lo tanto, la afirmación de Aristóteles: «Todas las demás ciencias serán más necesarias que ésta; pero ninguna será superior.»

Tal afirmación fue compartida por toda la filosofía griega.

Se impone, empero, una reflexión.

La contemplación que es peculiar de la filosofía griega; no equivale a un otium vacío.

Es verdad que no se halla sometida a fines utilitarios; pero posee una relevancia moral -e incluso política- de primer orden.

Resulta evidente que al contemplar el todo; cambian necesariamente todas las perspectivas acostumbradas; se transforma la visión del significado de la vida humana; y aparece una nueva jerarquía de valores.

La verdad contemplada revela una enorme energía moral; y, como veremos, precisamente sobre la base de esta energía moral; Platón construirá su Estado ideal.

Más adelante estaremos en condiciones de desarrollar; y aclarar estos conceptos.

Mientras tanto se hace manifiesta la absoluta originalidad de esta creación griega.

También los pueblos orientales poseyeron una sabiduría que trataba de interpretar el sentido de todas las cosas (el sentido del todo); y que carecía de finalidades pragmáticas.

No obstante, dicha sabiduría estaba caracterizada por representaciones fantásticas y míticas; lo cual la asimilaba a la esfera del arte; de la poesía o de la religión.

En conclusión, el gran descubrimiento de la filosofía griega; reside en haber intentado esta aproximación al todo; apelando únicamente a la razón (al logos); y al método racional.

Tal descubrimiento ha condicionado estructuralmente; y de modo irreversible, a todo el Occidente.

 

La filosofía: necesidad del ser humano


Sin embargo, cabe preguntar: ¿por qué ha sentido el hombre la necesidad de filosofar?

Los antiguos respondían que dicha necesidad pertenece; de manera estructural, a la naturaleza misma del hombre: «Todos los hombres—escribe Aristóteles— por naturaleza aspiran al saber.»

Más aún: «El ejercitar la sabiduría; y el conocer son deseables en sí mismos para los hombres; no es posible vivir como hombres sin tales cosas.»

Y los hombres tienden al saber porque se sienten llenos de asombro o de admiración; afirman Platón y Aristóteles: «Los hombres han comenzado a filosofar; tanto ahora como en los orígenes; debido a la admiración: al principio quedaban admirados ante las dificultades más sencillas; pero después, avanzando poco a poco, llegaron a plantear problemas cada vez mayores; como los problemas referentes a los fenómenos de la luna, del sol y de los astros; y luego, los problemas referentes al origen de todo el universo.»

En consecuencia, la raíz de la filosofía consiste en esta admiración; que surge en el hombre que se enfrenta con el Todo; y se pregunta cuál es el origen y el fundamento de éste; y qué lugar ocupa él mismo en este universo.

Así, la filosofía es algo inevitable e irrenunciable; precisamente porque es inevitable la admiración ante el ser; al igual que es irrenunciable la necesidad de satisfacerla.

¿Por qué existe este todo? ¿De dónde ha surgido? ¿Cuál es su razón de ser?

Se trata de problemas que equivalen al siguiente interrogante: ¿por qué existe el ser y no la nada?

Un caso particular de este problema general es la pregunta: ¿por qué existe el hombre? ¿Por qué existo yo?

Como es evidente, se trata de problemas que el hombre no puede dejar de plantearse; problemas que, en la medida en que sean rechazados; desacreditan a quien los rechaza.

Y son problemas que conservan su propio sentido específico; aun después del triunfo de las ciencias particulares modernas; porque ninguna de estas ha sido creada para resolverlos.

Las ciencias sólo responden a preguntas sobre una parte; pero no a preguntas sobre el sentido del todo.

Por estas razones podremos repetir junto con Aristóteles; que, no sólo en los orígenes; sino ahora y siempre, tiene sentido la vieja pregunta acerca del todo; y tendrá sentido mientras el hombre experimente admiración ante el ser de las cosas; y ante su propio ser.

 

Los problemas fundamentales de la filosofía antigua


En un principio; la totalidad de lo real fue vista como physis (naturaleza); y como cosmos, lo cual hizo que el problema filosófico por excelencia fuese el cosmológico.

Los primeros filósofos que recibieron precisamente el nombre de físicos, naturalistas o cosmólogos; se plantearon los siguientes problemas: ¿cómo surge el cosmos? ¿Cuáles son las fases y los momentos de su génesis? ¿Cuáles son las fuerzas originarias que intervienen?

Sin embargo, con los sofistas se modifica la situación.

Entra en crisis la problemática del cosmos; y la atención se centra en el hombre; y en su virtud específica.

Nacerá así la problemática moral; gracias a las grandes construcciones sistemáticas del siglo IV a. C.; la temática filosófica se enriquecerá aún más; diferenciándose determinados ámbitos de problemas (vinculados con la problemática del todo) que más tarde, a lo largo de toda la historia de la filosofía; continuarán siendo puntos de referencia paradigmáticos.

Platón descubrirá y tratará de demostrar que la realidad; o el ser no son de un único género; y que además del cosmos sensible existe también una realidad inteligible; y que trasciende a lo sensible.

Por lo tanto, descubrirá lo que más tarde se denominará «metafísica»; (el estudio de aquellas realidades que trascienden a las realidades físicas).

Este descubrimiento llevará a Aristóteles a distinguir entre una física propiamente dicha; como doctrina de la realidad física.

Y una metafísica, como doctrina de la realidad suprafísica; y así la física llegará a significar; de un modo estable, ciencia de la realidad natural y sensible.

También los problemas morales adquirirán un carácter específico; distinguiéndose entre los dos momentos de la vida: la del individuo y la del hombre en colectividad.

Nace así la distinción entre los problemas éticos en sentido estricto; y los problemas más estrictamente políticos.

Con Platón y con Aristóteles se plantearán de un modo estable los problemas (que ya habían sido discutidos por los filósofos precedentes) de la génesis; y de la naturaleza del conocimiento; y los problemas lógicos y metodológicos.

En realidad, dichos problemas constituyen una aplicación de aquel segundo rasgo que habíamos considerado como propio de la filosofía; el método de La investigación racional.

¿Cuál es el camino que debe seguir el hombre para llegar a la verdad? ¿Cuál es la aportación veritativa de los sentidos y cuál la de la razón? ¿Cuál es la característica de lo verdadero de lo falso? ¿Cuáles son las formas lógicas mediante las cuales el hombre piensa, juzga y razona? ¿Cuáles son las reglas del pensar correctamente? ¿Cuáles son las condiciones para que un tipo de razonamiento pueda calificarse de científico?

En conexión con el problema lógico-gnoseológico; nace también el problema de la determinación de la naturaleza del arte y de lo bello; en la expresión y en el lenguaje artístico y; por lo tanto, aparecen lo que hoy llamamos problemas estéticos.

Relacionados con éstos, surgen los problemas de la determinación de la naturaleza de la retórica; y del discurso retórico, es decir del discurso que se propone convencer; utilizando la capacidad de persuadir, que tanta importancia manifestó en la antigüedad.

La filosofía protoaristotélica tratará estos problemas como algo definitivamente adquirido; dividiéndolos en tres grupos:

1) problemas físicos (ontológico-teológico-físico-cosmológicos),

2) lógicos (y gnoseológicos) y

3) morales.

La última filosofía griega; que se desarrolla ya durante la era cristiana; acabará por responder a instancias místico-religiosas; en consonancia con la mentalidad de la nueva época.

 

Las etapas y los períodos de la historia de la filosofía antigua


La filosofía antigua griega y grecorromana posee una historia más que milenaria.

Se inicia en el siglo VI a,C. y llega hasta el 529 d.C.; año en que el emperador Justiniano clausuró las escuelas paganas; y ordenó la dispersión de sus seguidores.

A lo largo de este lapso pueden distinguirse los siguientes períodos:

  1. l) El período naturalista; caracterizado —corno ya se ha dicho— por el problema de la physis y del cosmos; y que entre los siglos VI y V vio sucederse a los jónicos; los pitagóricos, los eleáticos, los pluralistas y los físicos eclécticos.

2) El período llamado humanista; que en parte coincide con la última etapa de la filosofía naturalista; y con su disolución, y que tiene como protagonistas a los sofistas y sobre todo a Sócrates; quien por primera vez intenta definir la esencia del hombre.

3) El momento de las grandes síntesis de Platón y de Aristóteles; que coincide con el siglo IV a.C.; caracterizado en especial por el descubrimiento de lo suprasensible; y por la explicitación y formulación orgánica; de diversos problemas filosóficos.

4) A continuación viene el período de las escuelas helenísticas; que abarca desde la gran conquista de Alejandro Magno; hasta el final de la era pagana; y, además del florecimiento del cinismo, contempla la aparición de los grandes movimientos de epicureísmo, el estoicismo, el escepticismo; y la posterior difusión del eclecticismo.

5) El período religioso del pensamiento antiguo pagano; como ya se ha señalado, se desarrolla casi por completo durante la época cristiana; y se caracteriza sobre todo por un grandioso renacimiento del platonismo, que culminará con el movimiento neoplatónico.

El nuevo florecimiento de las demás escuelas; estará condicionado de diversas formas por el mismo platonismo.

6) Durante este período nace y se desarrolla el pensamiento cristiano; que se propone formular racionalmente el dogma de la nueva religión; y definirlo a la luz de la razón; con categorías procedentes de los filósofos griegos.

Filón de Alejandría llevará a cabo un primer intento de síntesis entre el Antiguo Testamento; el pensamiento griego; pero no tendrá continuadores, la victoria de los cristianos implicará básicamente una reflexión sobre el mensaje evangélico; a la luz de las categorías de la razón.

Sin embargo esta coyuntura del pensamiento griego; no constituye una coronación del pensamiento griego; sino que indica más bien la entrada en crisis, y la superación de la forma de pensar de los griegos; preparando así la civilización medieval; y las bases de lo que sería el pensamiento cristiano europeo.

En consecuencia; este momento del pensamiento; aunque se tengan muy en cuenta los vínculos que posee con la última fase del pensamiento pagano; que se desarrolla de modo simultáneo; debe estudiarse en sí mismo; en cuanto pensamiento antiguo cristiano; y hay que considerarlo atentamente, en los nuevos ámbitos que ocupa; como premisa y fundamento del pensamiento y la filosofía  medievales.

 

  • Filosofía Griega

CÓMO SURGIÓ LA FILOSOFÍA EN LOS GRIEGOSCÓMO SURGIÓ LA FILOSOFÍA EN LOS GRIEGOS

La filosofía como creación del genio helénico

La casi totalidad de los estudiosos consideran que la filosofía, como término o como concepto; es una creación propia del genio de los griegos.

En efecto, para todos los demás componentes de la civilización griega; se halla un elemento correlativo en los pueblos de Oriente; que alcanzaron un elevado nivel de civilización antes que los griegos (creencias y cultos religiosos, manifestaciones artísticas de naturaleza diversa, conocimientos y habilidades técnicas de distintas clases, instituciones políticas, organizaciones militares, etc.).

Continuar leyendo.

 

LA FILOSOFÍA GRIEGA: LOS ELEMENTOS QUE PREPARARON SU NACIMIENTO.

 La filosofía griega

Los poemas homéricos y los poetas gnómicos.


Los expertos están de acuerdo en considerar que, para entender la filosofía griega o la de cualquier pueblo o civilización; es imprescindible referirse

1) al arte,

2) a la religión y

3) a las condiciones sociopolíticas de dicho pueblo.

Continuar leyendo haciendo click aquí.

  1. Presocráticos.

    CÓMO FUE LA CONSTITUCIÓN DE LA FILOSOFÍA: LOS PRESOCRÁTICOS.

    constitución de la filosofía

     

    Con los presocráticos la constitución de la filosofía nace; y se hace fuerte en Grecia.

    Sin embargo, no existen un autor u obra inaugurales, como tantas veces se pretende.

    Continuar leyendo este artículo aquí.

Monismo Dinámico

Monismo Estático

Eclecticismo

Empédocles

Pluralismo Homogéneo

Anaxágoras

Pluralismo Heterogéneo

El Atomismo: Leucipo y Demócrito.

  1. Período Socrático.

Los Sofistas

Protágoras.

Gorgias.

Otros sofistas.

Sócrates.

  1. Platón.
  2. Aristóteles.
  3. Período Helénico.

 

  • Filosofía en Roma
  1. Eclecticismo Romano.
  2. El Estoicismo.
  • El Neoplatonismo
  1. Filosofía de los judíos alejandrinos.
  2. Neopitagorismo.
  3. Platonismo medio.

Filosofía de la Edad Media.

Filosofía Moderna.

Filosofía Contemporánea.