Categorías
Período Helenístico-Romano

El Cinismo en el Helenismo.

El Cinismo en el Helenismo.

El Cinismo en el Helenismo.
El Cinismo en el Helenismo.


El cinismo, aunque sin constituir una escuela potente, se perpetúa durante la época helenística hasta el siglo 1 de la Era cristiana, unas veces en armonía y otras en pugna con las otras escuelas, especialmente con la estoica. Conservando su carácter general antiguo, a la manera de Diógenes, el cinismo se transforma en su aspecto exterior. Los cínicos adoptan una forma literaria popular, agradable, animada, y al alcance de todos, prodigando las citas de poetas, las anécdotas y las frases ingeniosas y picantes. Mantienen su ideal de virtud y de liberación, aliando en mezcla un poco extraña la austeridad con el hedonismo. Aspiran a una vida sencilla y natural, emancipada de las trabas sociales, pero en forma más humana que los cínicos antiguos. Acentúan todavía más el cosmopolitismo y la igualdad entre todos los hombres, sin distinción de clases ni de naciones. En el aspecto especulativo su fondo continúa siendo esencialmente negativo y con tendencia al escepticismo y al agnosticismo.

Categorías
Período Helenístico-Romano

El florecimiento del cinismo y la desaparición DE LAS ESCUELAS SOCRÁTICAS MENORES

El florecimiento del cinismo y la desaparición DE LAS ESCUELAS SOCRÁTICAS MENORES

El florecimiento del cinismo
El florecimiento del cinismo
  1. Diógenes y la radicalización del cinismo

 

Desde un punto de vista doctrinal Antístenes fue el fundador del cinismo o, por lo menos, de sus aspectos principales. No obstante, le tocó a Diógenes de Sinope la fortuna de convertirse en principal exponente y casi en símbolo de este movimiento. Diógenes fue un contemporáneo, algo mayor, de Alejandro. Una fuente antigua nos refiere, además, que murió en Corinto el mismo día en que Alejandro murió en Babilonia. Su encuentro con Antístenes habría tenido lugar, según un testimonio de la antigüedad, en la siguiente forma: «Al llegar a Atenas, Diógenes se tropezó casualmente con Antístenes. Como éste —que no quería acoger a nadie como alumno— lo rechazaba, continuó perseverando con tozudez, hasta salirse con la suya. Y en una ocasión en que Antístenes levantó el bastón contra él, Diógenes le acercó la cabeza, agregando: “Golpea, que no encontrarás madera tan dura que me haga desistir de lograr que me digas algo, como a mí me parece que es tu deber.” A partir de entonces se convirtió en oyente suyo.

Categorías
escuelas socráticas menores

Escuelas socráticas menores

Escuelas socráticas menores

Escuelas socráticas menores.
Escuelas socráticas menores.

Las escuelas socráticas menores podemos afirmar que Sócrates, sin pretenderlo, y quizá contra su voluntad, fue el iniciador del gran periodo de la Filosofía griega. El ejemplo de su vida y los gérmenes contenidos en sus enseñanzas fueron recogidos por sus discípulos, que se orientaron en varias direcciones distintas y hasta antagónicas. Esta misma diversidad es una prueba más de la complejidad de la persona del maestro y a la vez de la imprecisión de su doctrina.